Un espacio magnético llevado a la luz después de décadas de olvido para acoger eventos culturales y no tan solo estos.